Mis mañanas

Eran las ocho menos dos minutos. Un día más, se le había hecho tarde, y el autobús estaba parado en el lugar de todas las mañanas, cuando aún le faltaba cruzar la calle para llegar hasta él. “Suerte que están los de siempre” pensó, mientras observaba la fila de personas que se subía en el... Leer más →

Serendipia

Y sin embargo, ya no te busco. Pero cómo pesan en mi espalda las cartas que nunca te envié. Sigo maldiciendo en silencio todos y cada uno de los sueños que no te robé. Aún tengo miedo de atreverme a abrir los ojos y encontrarme cara a cara con tu ausencia. O peor, con tu... Leer más →

Tras la puerta

Escribirte desde aquí se me hace extraño. Siempre lo hago desde la intimidad de mi casa, con el vaso de té a mi derecha y mi portátil de teclas desgastadas. Allí no existe la posibilidad de distracciones. Si con algo se me enredan las ideas, es con mi propia mente danzarina y soñadora. Pero hoy... Leer más →

A & C

Quiero que desde hoy, no te vayas nunca más. Necesito alguien con quien compartir mi enajenación mental, mis ideas sobre la hipocresía y la doble moral del ser humano, alguien que me recuerde que el mundo aún tiene luz, que levantarse por las mañanas merece la pena, que lo que hago tiene un sentido, alguien... Leer más →

Viajes

La puerta se cerró tras él. La miraba con ojos encendidos de lujuria, sintió calor, de repente la sábana que la cubría le pesaba toneladas y la apartó de un manotazo. Él interpretó ese gesto como una invitación a proseguir, e invadió su espacio en el colchón, que ahora era suyo también. Su boca recibió... Leer más →

Cuando te acuerdes de mí

Cuando te acuerdes de mí, puede que yo no me haya despertado aún, y que mi risa se haya quedado resguardada tras la niebla que cubre esta ciudad donde crecimos… Cuando te acuerdes de mí, las preguntas volverán a tu cabeza, me las harás (después de todo el espacio y el tiempo que entretejen los... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: