Espejito espejito, ¿quién es la más hermosa?

Me declaro fan incondicional de la periodista Samanta Villar. Llevo siguiéndola desde que presentó el programa 21 días. Me encanta su forma de tratar temas que se consideran políticamente incorrectos, espinosos o irreverentes, tan natural, tan sin tapujos, con sinceridad y sin renunciar ni por un instante a lo que ella siente, aunque a veces... Seguir leyendo →

Noviembre

Noviembre. Cuando empezó, no prometía grandes cosas. Parecía que iba a ser simplemente otro. El penúltimo. Aparentaba ir a ser un mes anodino y lineal. Y, sin embargo, muchos han sido los actores que han dado vida a la película, y muchas y variadas sus escenas. Noviembre ha sido interpretado por risas hasta llorar. Por... Seguir leyendo →

La gran pregunta

Hasta ese momento, nunca había sido capaz de responder a la gran pregunta. ¿Qué es la vida? Ni siquiera me había planteado, absorta como estaba en descifrar los significados uno por uno, que quizá la respuesta fuese una suma. Pero una tarde de tormenta y resaca la respuesta vino sola. De repente, supe que la... Seguir leyendo →

Martes, 23:30 pm

El vacío me miraba asombrado mientras bailaba y me bebía un gintonic. Era martes, 23:30 pm. Al día siguiente había curro, plena semana laboral. Una vida encorsetada, fútil, absurda, ridícula. Todo el mundo consultaba su reloj, maldito trasto controlador, tomar las decisiones basándome en la posición de las manecillas me enfadaba sobremanera, porque no era... Seguir leyendo →

¿Qué ves?

Todo ha ido a mejor. La luz nos envuelve. Las penurias de un pasado que cada vez parece más lejano han sido definitivamente superadas. Cada vez tenemos más cosas, cada vez vivimos más cómodamente. Los coches corren más y vibran menos, las fotografías son más nítidas y la ropa más colorida. Los viajes más lejanos... Seguir leyendo →

Tic.Tac.Tic.Tac

Giran las manecillas, ¿las oyes? Te gustaría pararlas, pero se te escapan, pues no existen, son ilusiones. La vida es eso que ya ocurrió cuando quisiste darte cuenta. Antes de que puedas pensar, tu alma estará muerta. Sólo quedará un recuerdo impregnado de olvido de todo lo que experimentaste y de todo lo que quisiste... Seguir leyendo →

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: