La Cañada Real

—Menuda idea la tuya. Venir a pasearnos con el coche por este barrio infecto —dijo Elvira—. ¿No teníamos nada mejor que hacer un sábado por la tarde? —Venga, no seas ceniza. Sabes que me gusta hacer algo de trabajo de campo. Contar la realidad, tal cual es, a mis alumnos. Pero experimentarla antes. Se piensan…… Sigue leyendo La Cañada Real

Publicados
Categorizadas como Historias

Todos tenemos un pasado

El reloj marcaba las 19:35. La Jessy quería estar a tiempo a la hora acordada, las 21:30, arreglada y con algo de cena en el estómago, por lo que decidió cerrar el Fotolog. Por mucho que cotillease la cuenta del Johnny, no parecía que este fuese a subir ninguna foto nueva. No importaba, lo iba…… Sigue leyendo Todos tenemos un pasado

Publicados
Categorizadas como Historias

Madrugada

Abro los ojos, siento una pereza infinita, y suplico en silencio —no sé a quién— que todavía falte mucho para que se acaben las horas de descanso diario. Me giro sobre mí misma y miro hacia el lateral donde se ubica la ventana. Suspiro aliviada. Los agujeros de la persiana aún no se dibujan en…… Sigue leyendo Madrugada

Publicados
Categorizadas como Sentimientos

Fatiga pandémica

Estoy triste. Para ser exactos, creo que mi clima emocional ha pasado por unos veinticinco estados diferentes en los últimos días: del hartazgo al enfado, pasando por la indiferencia y la apatía, virando luego a la resignación y a la incredulidad, y ya por último, a la tristeza. “Mal de muchos, consuelo de tontos”, se…… Sigue leyendo Fatiga pandémica

Publicados
Categorizadas como Opinión

6º curso

Pero, a pesar de todo, de mi cansancio, de mis ansias de volar lejos, de poner otros rostros nuevos en mis pupilas… el desfile ininterrumpido de los días nunca se detuvo, el maleficio del segundero girando alrededor de la esfera no se rompió, todo se precipitaba demasiado rápido hacia el final, tras un clímax que…… Sigue leyendo 6º curso

Publicados
Categorizadas como Mi historia

Rar@s, pero achuchables

Un trébol de cuatro hojas es un prodigio de la naturaleza. Se calcula que nacen uno de cada diez mil. Encontrarlo no es nada sencillo. Lo normal es que los tréboles tengan tres hojas, que para eso se llaman así. Es tan raro, que al hallazgo de uno se le atribuyen connotaciones positivas: es tu…… Sigue leyendo Rar@s, pero achuchables

Publicados
Categorizadas como Opinión