“Por primera vez en su vida,

Alba sintió la necesidad de ser hermosa y lamentó que ninguna de las espléndidas mujeres de su familia le hubiera legado sus atributos, y la única que lo hizo, la bella Rosa, sólo le dio el tono de algas marinas a su pelo, lo cual, si no iba acompañado de todo lo demás, parecía más... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: