Melodía (V)

(...) Minerva estaba tumbada sobre su cama. Por la ventana se filtraba la tenue luz de aquella tarde lluviosa, y a su alrededor sólo se escuchaba el silencio de la habitación, únicamente roto por el golpeteo de las gotas de agua cayendo al balcón desde el tejado, que parecían la banda sonora perfecta para todos... Leer más →

Microhistoria de indecisión

Siempre escuchó decir a los viejos que la juventud es una enfermedad que se cura con los años, menudo negocio inútil, pensaba, te curas de una cosa y empiezas a estar harto de todas las demás, el velo de candidez que cubría todo deja entrever tan solo devastación y soledad escondidas en chiringuitos en los... Leer más →

Melodía (IV)

(...) Cuando Juan entró en casa, Enrique, su compañero de piso, dormitaba en el sofá con los pies encima de la mesa. Los restos de la cena reposaban sobre la mesa, y el volumen de la televisión impedía escuchar el sonido de la lluvia que caía fuera, golpeando la ventana. - Tío, podrías molestarte en... Leer más →

Melodía (III)

(...) Desde el tablero de la mesa en la que había conseguido sentarse la contemplaba la cerveza que había pedido, y mientras esperaba a que le trajeran la ración de patatas bravas con que había decidido acompañar la bebida, levantó la cabeza y contempló el ambiente a su alrededor. Era el único bar del pueblo,... Leer más →

Melodía (II)

(...) Después de casi una hora de música y melodías de ensueño, el maravilloso concierto tocó a su fin. Tras los aplausos y los agradecimientos de los intérpretes y el discurso de despedida del alcalde, el aura de perfección y refinamiento que los sonidos habían conseguido instaurar en aquel público tan mundano, pareció esfumarse como... Leer más →

Melodía

Atardece. Cierra la ventana, la habitación ya está suficientemente ventilada. Se viste con una mezcla de pereza y ganas de salir a la calle a respirar el resplandor de una primavera que parece no llegar. Necesita desesperadamente algo que la rescate de la caída al enorme vacío en el que se ha convertido su alma.... Leer más →

Destellos

Por fin había llegado diciembre. Y aquella gotita de agua despertó en la misma nube en la que había caído dormida la noche anterior, acompañada de miles de sus hermanas transparentes. Aparentemente, nada había cambiado. Pero un rápido vistazo a su alrededor le confirmó que aquella sensación de extrañeza que invadía su corporeidad no era... Leer más →

Martes, 23:30 pm

El vacío me miraba asombrado mientras bailaba y me bebía un gintonic. Era martes, 23:30 pm. Al día siguiente había curro, plena semana laboral. Una vida encorsetada, fútil, absurda, ridícula. Todo el mundo consultaba su reloj, maldito trasto controlador, tomar las decisiones basándome en la posición de las manecillas me enfadaba sobremanera, porque no era... Leer más →

Despertar

(...) Después de caminar en su búsqueda un buen rato, me detuve en un lugar donde las luces del pueblo ya no llegaban. El bullicio de la verbena nocturna se oía lejano, y se mezclaba con la canción campestre de las noches veraniegas. Era curioso el remix, ecos de bachata con acordes de grillos. Soplaba... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: