Mis mañanas

Eran las ocho menos dos minutos. Un día más, se le había hecho tarde, y el autobús estaba parado en el lugar de todas las mañanas, cuando aún le faltaba cruzar la calle para llegar hasta él. “Suerte que están los de siempre” pensó, mientras observaba la fila de personas que se subía en el... Leer más →

Tras la puerta

Escribirte desde aquí se me hace extraño. Siempre lo hago desde la intimidad de mi casa, con el vaso de té a mi derecha y mi portátil de teclas desgastadas. Allí no existe la posibilidad de distracciones. Si con algo se me enredan las ideas, es con mi propia mente danzarina y soñadora. Pero hoy... Leer más →

Ella

No era como las demás. Puede que suene a tópico comenzar su descripción con estas palabras, pero es que no hay otras que la definan mejor. No era igual a otras. Ni siquiera se parecía en algo, por nimio que fuese. Era, ciertamente, rara. Ella era un alma desengañada que, a pesar de todo, se... Leer más →

Volviendo a nacer

Hay personas afortunadas que tienen la suerte (aunque a priori parezca una desgracia) de nacer dos veces. Generalmente, cuando esto ocurre, se vive de otra manera. Porque se suele tomar conciencia de las pequeñas cosas de la vida, a las que antes de la debacle, no se les solía prestar atención. Y es entonces cuando... Leer más →

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: