Dogmas

“La religión es el opio del pueblo” decía, no sin razón, Karl Marx. Un velo que ha cubierto la existencia de millones de seres humanos durante milenios. El surgimiento de los dogmas es algo perfectamente entendible y justificado en el contexto de la aparición y progresiva evolución de la inteligencia y la capacidad de pensar... Seguir leyendo →

¡Feliz 2018!

De nuevo 365 turnos en esta partida de parchís imaginaria, y dados que deciden el camino. Camino que se entrecruza con otras fichas, con choques y vueltas a empezar. Con llegadas gloriosas al destino, y otras que se retrasan. Movimientos que nos acercan, y movimientos que nos alejan, cuando a priori parecía que no iba... Seguir leyendo →

Destellos

Por fin había llegado diciembre. Y aquella gotita de agua despertó en la misma nube en la que había caído dormida la noche anterior, acompañada de miles de sus hermanas transparentes. Aparentemente, nada había cambiado. Pero un rápido vistazo a su alrededor le confirmó que aquella sensación de extrañeza que invadía su corporeidad no era... Seguir leyendo →

Espejito espejito, ¿quién es la más hermosa?

Me declaro fan incondicional de la periodista Samanta Villar. Llevo siguiéndola desde que presentó el programa 21 días. Me encanta su forma de tratar temas que se consideran políticamente incorrectos, espinosos o irreverentes, tan natural, tan sin tapujos, con sinceridad y sin renunciar ni por un instante a lo que ella siente, aunque a veces... Seguir leyendo →

Noviembre

Noviembre. Cuando empezó, no prometía grandes cosas. Parecía que iba a ser simplemente otro. El penúltimo. Aparentaba ir a ser un mes anodino y lineal. Y, sin embargo, muchos han sido los actores que han dado vida a la película, y muchas y variadas sus escenas. Noviembre ha sido interpretado por risas hasta llorar. Por... Seguir leyendo →

La gran pregunta

Hasta ese momento, nunca había sido capaz de responder a la gran pregunta. ¿Qué es la vida? Ni siquiera me había planteado, absorta como estaba en descifrar los significados uno por uno, que quizá la respuesta fuese una suma. Pero una tarde de tormenta y resaca la respuesta vino sola. De repente, supe que la... Seguir leyendo →

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: